Miguel Servet y los impresores lioneses del siglo XVI

González Echeverría, Francisco Javier Benjamín. Miguel Servet y los impresores lioneses del siglo XVI . 2017. Universidad Nacional de Educación a Distancia (España). Escuela de Doctorado. Programa de Doctorado en Historia e Historia del Arte y Territorio

Ficheros (Some files may be inaccessible until you login with your e-spacio credentials)
Nombre Descripción Tipo MIME Size
GONZALEZ_ECHEVERRIA_FJB_Tesis.pdf Full text (open access) application/pdf 76.79MB

Título Miguel Servet y los impresores lioneses del siglo XVI
Autor(es) González Echeverría, Francisco Javier Benjamín
Resumen Miguel Servet alias Revés o Miguel de Villanueva (¿1511?-1553), vivió más de veinte años de su vida en Francia y cuando salió de España, nunca más volvió a ella, según declaración propia en Ginebra. En la documentación oficial francesa de sus registros universitarios, naturalización y juicios de París y de Viena del Delfinado siempre figuró como “Miguel de Villanueva, nacido en Tudela de Navarra”, pero unido a una última residencia española en la ciudad de Zaragoza. La ciudad de Lyon aparece pronto en la vida de Miguel: hacia mediados de 1530, antes de establecerse en Basilea, y también al inicio de 1531 cuando Miguel en Basilea confía un manuscrito al impresor Conrad Resch ( el primer impresor que sepamos figura en su vida), quien había residido en Lyon, para su envío a la ciudad de Haguenau, siendo estas afirmaciones de la declaración propia de Miguel en el juicio de Ginebra en 1553. Además, en la primavera de 1531, en la primera carta de Miguel que se conserva remitida a Ecolampadio, le solicita que ante la prohibición de difusión de su primera obra en la ciudad de Basilea, le permita remitir dichos libros impresos a Lyon. La ciudad de Lyon, la tercera ciudad europea en impresión de obras, después de Venecia y París, sin Universidad ni Parlamento, gozaba de mayor libertad de impresión y se consideraba un refugio de humanismo erasmiano. La primera obra de Miguel, Sobre los errores de la Trinidad, se había editado gracias a la mediación de Resch que, residente en Basilea y casado con la lionesa Katharina, que era cuñado de los impresores lioneses Gaspard y Melchior Trechsel. Resch tenía como ayudante en Basilea a Jean Frellon, futuro famoso impresor lionés, y fundamental en la obra posterior secreta de Miguel. Dicha primera obra además, presenta ya una cita explícita de Erasmo, autor muy admirado por Miguel y a quién mencionará en muchas de sus obras posteriores, tanto públicas como secretas con la complicidad de sus amigos impresores lioneses. En realidad deberíamos considerar la relación “Resch-Trechsel-Clein( alias Schwab)” como la de un solo taller de impresión, por las lazos familiares entre estos impresores alemanes, habiéndose casado tres de ellos, Müller llamado Philippi, Trechsel y Clein, con la misma mujer lionesa, que era , además, suegra de Resch. Además, este taller lionés tenía relación preferente con Johann Froben y sus hijos impresores, Hyeronimus y Erasmius, así como con su yerno, Episcopius, en Basilea. Los impresores de Basilea, al contrario que los de Ginebra, demostraron siempre simpatía hacia Miguel, reforzada por la amistad con los Trechsel y los Frellon. Sin embargo, Miguel no imprimirá ninguna obra en Basilea por diferencias con los teólogos reformados. Los hermanos Trechsel previamente estuvieron como representantes de libreros lioneses: Melchior en Basilea, con Erasmo, donde incluso tuvo un juicio para recuperar unas xilografías de Hans Holbein que se trasladaran a obras posteriores de Miguel, y Gaspard en España en 1524-1525 y en 1530-1534. Parece muy probable que Gaspard, comisionado para las obras de Erasmo en España en relación con “La Compañía de libreros de Lyon” y fundador asimismo de “La Compañía de libreros de Salamanca” en 1530, pudo conocer a Miguel en España e indicarle a su cuñado Resch en Basilea que le ayudase a la impresión o bien influyese para contratarle en el taller lionés de Melchior donde, finalmente, en el taller de los hermanos Trechsel , se imprimieron algunas de sus obras. Creemos que Miguel tanto en su estancia en Basilea como en Lyon, fue realizada por mediación de impresores lioneses y basilienses, en particular los Trechsel y Resch, y no como se afirmaba hasta ahora, por la de teólogos de la Reforma, como Bucero o Melanchton, que desde Ausburgo aconsejarían a Ecolampadio. Tendrá repercusión en la obra de Miguel de Villanueva el juicio de París de 1538. Hasta entonces sus obras eran públicas, pero posteriormente a este juicio de la Universidad solo aparecerá una nueva obra pública y figurando Miguel solo en el prefacio en dicha obra y ya no en la portada, como había sucedido anteriormente. También quisimos saber si en Tudela de Navarra, ciudad de la que afirmaba Miguel que era nativo, según documentación oficial francesa, fue perseguido o molestado algún miembro de la familia “De Villanueva” por la Inquisición (como sucedió en Villanueva de Sijena con la familia “Servet”) y lo encontramos en François o Francisco de Villanueva, famoso médico regente y cirujano en París, coetáneo de Miguel, a quien se le prohibió ejercer la medicina en Tudela, cuando volvió a Navarra, por ser un hijo de un penitenciado, el médico Nicolás de Villanueva, que había abandonado el reino de Navarra y se había establecido en Orange en Francia. Nicolás de Villanueva, además, es un antepasado de Alphonse de Lamartine. Las obras de Miguel, la mayoría de las primeras ediciones realizadas con impresores lioneses, las clasificamos en: “públicas” (con el autor, Miguel, fácilmente identificable en la portada o prefacio), “secretas” (sin identificación del autor) y “de gran herejía” (estas últimas son las que atacan dogmas cristianos, figuran sin pie de imprenta ni marca del impresor y, en una ocasión con el autor, Miguel, oculto en el interior de la obra). Dentro de las secretas las calificamos en tres grandes grupos: bíblicas (al menos 5), médicas(al menos 3) y españolas(al menos 4). No descartamos que en investigaciones posteriores se añadan más obras secretas o bien“ secciones secretas” de Miguel realizadas por impresores lioneses o asociados en ellos. En las españolas se aprecia el dominio versificador de Miguel en español, superior a los realizados previos en latín. Estas obras secretas de Miguel de Villanueva las identificamos por los contratos con la Compañía de Lyon, declaraciones de los impresores- como sucede con Jean Frellon- y la citación expresa de ciudades o profesores médicos muy unidos a su persona, así como el vocabulario español del valle del Ebro con navarrismos/ aragonesismos. Miguel comenzó en Lyon con los Trechsel y siguió con ellos en obras públicas y secretas, pues imprimieron en Lyon la Geografía de Miguel en 1535, así como otras obras bíblicas, hasta el abandono de estos hermanos de Lyon y su establecimiento definitivo en España, hacia 1549. Entre otros impresores lioneses de Miguel destacamos a Guillaume Rouillé (cuñado de Gaspard Trechsel y unidos ambos a la familia de los impresores lioneses y españoles Portonariis), Hugues de la Porte o Thibault Payen. Miguel aportó nuevas obras bíblicas secretas (entre ellas una póstuma 1555, reeditada en 1556, y con diferente medida de la numeración de los versículos comparada con la de Etienne I de 1555), médicas o españolas, casi siempre secretas, con los Trechsel, Vincent, hermanos Frellon y, finalmente, con Guéroult y Arnoullet, entre otros impresores. La última obra en vida, calificada como de máxima herejía La restitución del Cristianismo, en la que colaboran Arnoullet y Guéroult, junto con Jean Frellon en su distribución, indica el hebraísmo de Miguel, como heredero legítimo de Sanctes Pagnino, su diferente interpretación de la Trinidad por el concepto de “persona”, que en Miguel es muy importante y lo interpreta como “imagen” o “rostro”, su oposición al paidobautismo, a Melanchton, al Papa o a Calvino, así como su búsqueda de la Hebraica veritas, pero siempre para entender mejor a Jesucristo. Figura la descripción de la circulación menor por primera vez, aunque figuraba ya en el “Manuscrito de París” en 1546, borrador de la obra La restitución del Cristianismo, impresa en 1553. Varias de las obras secretas se reeditaron, además de en la ciudad de Lyon, en Venecia( bíblicas y médicas) y en Flandes(obras españolas), concretamente en las ciudades de Lovaina y Amberes, tanto en vida como póstumas a lo largo del siglo XVI, por lo que debemos señalar también a estos impresores venecianos y flamencos que difundieron su obra de acuerdo con los impresores lioneses. El dominio humanístico y bíblico de Miguel le enemistó con otros impresores franceses importantes que se pasaron a la Reforma ginebrina, como fueron Robert Estienne I o Jean Crespin. En el juicio de Viena del Delfinado Miguel trató de exculpar a Arnoullet , Guéroult y a otros impresores. Para Miguel, sin contacto conocido con España, los impresores lioneses eran su verdadera familia. Finalmente, Miguel se ofreció a ir a Ginebra contra Calvino para que no se acusase más sus amigos impresores lioneses, como así fue. La mayoría de los impresores lioneses eran simpatizantes de la Reforma, pero la trágica muerte de Miguel en Ginebra, a instancias de Calvino, hizo que algunos se decepcionaran e imprimieron nuevas obras o “secciones” intercaladas de sus obras, secretamente, aun con riesgo de sus vidas, y en coediciones de impresores lioneses como fueron Rouillé, Vincent, Arnoullet y Jean Frellon y, todavía en otra obra posterior secreta bíblica, Vincent y Jean Frellon. Jean Frellon, tras la muerte de Miguel en Ginebra en 1553, renunció a ser impresor y solo fue librero lionés. Posteriormente las Guerras de Religión en Francia condicionaron la situación de casi todos los amigos impresores lioneses de Miguel, que fueron muchos. Así uno de sus primeros amigos impresores, Gaspard Trechsel, no volverá a Francia y morirá en España. Otros como Antoine Vincent y , sobre todo , el “buen amigo y hermano” de Miguel de Villanueva, Jean Frellon, murieron en Ginebra como le había sucedió, quemado vivo, al propio Miguel unos años antes. Pero casi todo el legado de Miguel, gracias a los perspicaces y valientes impresores lioneses, permanece entre nosotros en sus obras.
Materia(s) Historia
Editor(es) Universidad Nacional de Educación a Distancia (España). Escuela de Doctorado. Programa de Doctorado en Historia e Historia del Arte y Territorio
Director de tesis Martínez Shaw, Carlos
Fernández Rodríguez, Luis Jesús
Fecha 2017-01-12
Formato application/pdf
Identificador tesisuned:ED-Pg-HHAT-Fjbgonzalez
http://e-spacio.uned.es/fez/view/tesisuned:ED-Pg-HHAT-Fjbgonzalez
Idioma spa
Versión de la publicación acceptedVersion
Nivel de acceso y licencia http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0
info:eu-repo/semantics/openAccess
Tipo de recurso Thesis
Tipo de acceso Acceso abierto

 
Versiones
Versión Tipo de filtro
Contador de citas: Google Scholar Search Google Scholar
Estadísticas de acceso: 128 Visitas, 37 Descargas  -  Estadísticas en detalle
Creado: Fri, 27 Apr 2018, 20:58:17 CET